Mis metas

“Quiero poder amarte sin aferrarme,
apreciarte sin juzgarte,
encontrarte sin agobiarte,
invitarte sin insistencia,
dejarte sin culpabilidad,
criticarte sin censurarte,
ayudarte sin disminuirte.
Si quieres concederme lo mismo,
entonces realmente podremos reunirnos
y ayudarnos a crecer mutuamente.”

Cita de: Virginia Satir – Contacto íntimo.

Isabel Navarro

El infierno y el paraíso.

Un samurái le pidió a su maestro que le explicara la diferencia entre el cielo y el infierno. Sin responderle, el maestro se puso a dirigirle gran cantidad de insultos. Furioso, el samurái desenvaino su sable para decapitarle.

-He aquí el infierno- dijo el maestro antes que el samurái pasara a la acción. El guerrero impresionado por la respuesta del maestro se calmo al instante y volvió a enfundar el sable.

Al hacer este último gesto, el maestro añadió: -He aquí el cielo.

Todo está en nuestro interior, lo sagrado y lo mundano, el acierto y el error, lo más hermoso y lo más sucio conviven todo el tiempo con nosotros. Si trabajamos con la intención de eliminar lo que no nos gusta de nosotros, creamos sin saberlo nuestro propio infierno. Perseguimos así un ideal fantástico.

Podemos decir que el gesto del samurai enfundado su espada es una señal de humildad y de profunda aceptación de la dualidad interior que hace sufrir al guerrero. Envainando las espadas de nuestros ángeles y nuestros demonios y tomándolos como son, dejamos sin argumento a una pelea inútil que nos hace sufrir y nos desgasta.

Jose Fco. Martínez

¿Qué es lo importante para ti??

El otro día  estábamos trabajando el tema que hacer con su vida profesional y me había dicho que su objetivo era trabajar en algo que ganara mucho dinero. Le pregunté  “Cuando tengas todo ese dinero, ¿qué conseguirás?” . Automáticamente él me dijo: “Podré tener todo lo que desee!!”. Continué  preguntándole “Y… ¿para qué quieres poder tener todo lo que deseas?”. El chico se quedó pensando y dijo: “Para ser feliz!!!”.

Os dejo un video que me gusta muchísimo cuando trabajo el tema de que hacer en la vida.

Marisol Navarro

Muchos somos

Visitando viejos poemas me he encontrado este de Pablo Neruda os lo dejo …

Muchos somos

De tantos hombres que soy, que somos,
no puedo encontrar a ninguno:
se me pierden bajo la ropa,
se fueron a otra ciudad.

Cuando todo está preparado
para mostrarme inteligente
el tonto que llevo escondido
se toma la palabra en mi boca.

Otras veces me duermo en medio
de la sociedad distinguida
y cuando busco en mí al valiente,
un cobarde que no conozco
corre a tomar con mi esqueleto
mil deliciosas precauciones.

Cuando arde una casa estimada
en vez del bombero que llamo
se precipita el incendiario
y ése soy yo. No tengo arreglo.
Qué debo hacer para escogerme?

Cómo puedo rehabilitarme?
Todos los libros que leo
celebran héroes refulgentes
siempre seguros de sí mismos:
me muero de envidia por ellos,
en los filmes de vientos y balas
me quedo envidiando al jinete,
me quedo admirando al caballo.

Pero cuando pido al intrépido
me sale el viejo perezoso,
y así yo no sé quién soy,
no sé cuántos soy o seremos.
Me gustaría tocar un timbre
y sacar el mí verdadero
porque si yo me necesito
no debo desaparecerme.

Mientras escribo estoy ausente
y cuando vuelvo ya he partido:
voy a ver si a las otras gentes
les pasa lo que a mí me pasa,
si son tantos como soy yo,
si se parecen a sí mismos
y cuando lo haya averiguado
voy a aprender tan bien las cosas
que para explicar mis problemas
les hablaré de geografía.

 

Elena Matzkin

Las otras alternativas

A menudo cuando tomo una decisión, dudo si será la acertada. Siempre me ayuda pensar que nunca sabré que pasaría si hubiera elegido otra cosa porque nunca pasará.

Os dejo un cuento que me gusta mucho sobre esto, las opciones. Esta sacado del libro “Aplícate el cuento” de Jaume Soler y Merce Conangla.:

Una vez escogemos un camino, es necesario que nos centremos en él  y dejemos de lado las opciones rechazadas- dijo el maestro a sus aprendices.

Longan, escucha a su maestro con atención- A la salida es invitado a dar una charla en un bar. Cuando se habla del pago de la misma, Longan dice:

– Rechazo todo pago. Hice mis estudios para ayudar  a los demás-. Asi pues voy a darla gratis.

El grupo lo agradece y se dirigen al bar para escuchar a Longan.  Al terminar Longan les pregunta:

– Sólo por curiosidad: ¿Cuanto dinero he rechazado?

Al enterarse de la cantidad que ha rechazdo, Longan se siente explotado  por el grupo que lo había invitado. Entonces va a ver a su maestro para contarle su malestar.. El maestro le dice:

– Cuando uno hace una elección debe reflexionar sobre la decisión; debe elegir de forma coherente con sus valores y actuar en consecuencia. A partir de ahí, uno debe dejar de lado las otras alternativas.

– ¿Por qué maestro?

– Porque si no lo haces así, quedas atado a ellas.  Una persona que elige un camino y se queda pensado en lo que perdió al dejar de lado las otras opciones, nunca irá a ninguna parte, no podrá avanzar. Para avanzar hay que saber desprenderse.

Marisol Navarro